Senda de la Profecia

Foro de rol medieval.
 
ÍndicePortalFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 El encargo

Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2
AutorMensaje
Klau_fantasy

avatar

Cantidad de envíos : 58
Localización : Detras de ti...
Fecha de inscripción : 22/03/2008

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
1/500  (1/500)
Raza: Elfa

MensajeTema: Re: El encargo   Mar Abr 22, 2008 11:24 pm

Entrecerré los ojos y a la velocidad del suspiro adiviné lo que se proponía. Sacando los pequeños botecitos que contenían los sueros y guardándolos en un bolsillo de la oscura túnica le lanzé el cinturon de cuero negro, que el joven atrapó con eficacia.

Resoplé inmóvil, consciente de repente de que no estábamos solos en la estancia, y sin moverme un ápice observé al joven, que con la rapidez de un suspiro había comenzado a elaborar la improvisada cuerda.

- Eres muy listo, Gerard Dimbaud Mart. Pero como imagino que ya habrás notado... necesitamos que actues más deprisa... Ambos.

El chico aceleró sus movimientos, y yo adiviné que el también era consciente de aquello que se movía bajo nuestros pies.

Seguí sin moverme del sitio, por temor a avanzar y hundirme si no iba rápido, o de llegar al chico y que el peso de ambos nos deslizará más hondo en la arena.

Como movimiento de precaución, reconocí el brillo metálico abandonado entre las dunas, y con gran presteza, recogí las dagas de plata, que durante la caída, había perdido. Todo ello sin atreverme a mover los pies.
Más segura ante la perspectiva de estar de nuevo armada, esperé mientras analizaba inquisitivamente al joven con la mirada.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gerard Dimbaud M.

avatar

Cantidad de envíos : 37
Edad : 24
Localización : Andando campechanamente a tu alrededor
Fecha de inscripción : 14/03/2008

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
1/500  (1/500)
Raza: Semielfo

MensajeTema: Re: El encargo   Miér Abr 23, 2008 5:52 pm

-Puedes llamarme Gerard...- Pronto dibujo una sonrisa en el rostro al ver que ya habia terminado su improvisado gancho.

Para no perder la cuerta en el piso de arriba agarro los cinturones con fuerza mordiendolos y lanzo agilmente su chakram clavandolo con fuerza en el techo del piso superior, para comprobar que no caeria al soportar el peso de uno de los dos se colgo y balanzeo de la cuerda.

-Vale, resiste! date prisa y sube!-Exclamo con gran impetu. Si en algun caso no resisitia no estaba dispuesto a ser él el que besara el suelo.

-Ahora despega tus pies del suelo, que creo que estas echando raizes!- Burlo el joven para relajarse un poco.

El cansancio casi volvia a ser un recuerdo cuando se le aparecio ante las narizes. Ahora, habian bajado mas de altura, y el oxigeno era notablemente mejor en la superficie, alli abajo apestava a arena de gato, talvez porque lo era... o talvez por el monton de años, quizas siglos que habia estado encerrada alli abajo.

El joven se tambaleo unos segundos pero pronto volvio a recuperar el equilibrio, su cuerpo empezaba a jugarle malas pasadas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dama Eterna
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 133
Edad : 29
Fecha de inscripción : 09/02/2008

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
250/500  (250/500)
Raza: Humana

MensajeTema: Re: El encargo   Mar Abr 29, 2008 12:16 pm

*Pero fuera lo que fuese aquello, no se daba a conocer. Se movia en circulos en derredor de una extraña roca, de base cuadrada y de al menos 3 metros de la misma. Mas que pendiente de los intrusoso, estaba pendiente de aquella roca. Al menos al principio.*

*Por otro lado, los jovenes comprobaron que tenia fuerza en abundancia, pues de las rocas que del techo y suelo del pasillo derrumbado que habian caido con la extraña pareja y desparramado por la arena, habia una especialmente grande y en apariencia pesada.*

*Cuando Kalu inicio el ascenso, vio desde su altura provilegiada como dicha roca se movia a un lado al pasar aquella protuberancia en la arena que no auguraba nada bueno.*

*Claro que, seguir subiendo en la cuerda era toda una odisea nerviosa como estaba. Mas aun asi lo iba consiguiendo. No podia decirse lo mismo de gerard, que fatigado como estaba se tambaleaba, con tan mala suerte que se agarro a la parte baja de los cinturones, rasgando dicha parte.*

*Ahora la via de espace era mas corta y de vez en cuando la arena se movia con mayor impaciencia al rededor de los jovenes.*

*De repente, al lado de Gerard se alzo una cabeza de morro alargado, gran tamaño y largos bigotes, sin ojos y por tanto ciega.*

*De pura casualidad, al explorar la zona del derrumbe, uno de dichos bigotes, de varios metros de largo, topo con la parte de arriba de los cinturones. Al hacerlo zarandeo la "cuerda".*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://profecia.activoforo.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: El encargo   

Volver arriba Ir abajo
 
El encargo
Volver arriba 
Página 2 de 2.Ir a la página : Precedente  1, 2

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Senda de la Profecia :: Aℓσяια :: Cнєяєk :: Eℓ Bσsqυє-
Cambiar a: